SEGURIDAD EN LOS PARQUES INFANTILES

Los parques infantiles no solo son espacios de diversión, el ejercicio físico y la interacción, también se componen de factores que ponen a prueba el cuidado y la prevención cuando de niños se trata.

Si analizamos bien la estructura de los parques infantiles en Bogotá, encontramos que su gran mayoría están diseñados de materiales metálicos, pasamanos, rodaderos, columpios entre otros. Si a esto le agregamos el suelo asfáltico, encontramos un lugar con un riesgo potencial a accidentes para los niños, si bien es cierto que esto varía de acuerdo a las edades y que está sujeto al tipo de uso que se den en estos espacios, es necesario replantear cada uno de los puntos de funcionalidad de estos sitios; desde los tamaños de los elementos,  los materiales que se emplean y  su distribución física.

seguridad en los parques infantiles

.

Existen propuestas muy interesantes para realizar espacios hechos en su totalidad de materiales en polipropileno extraído de materiales reciclables; es parte de a nueva revolución urbanística, que aborda dos problemáticas en un mismo sentido, la inseguridad en los parques públicos, las problemáticas ambientales y la accidentalidad de niños en lugares como el colegio, parques y lugares donde realicen actividades de esparcimiento y recreación.

También es importante abordar el tema de la supervisión, por lo cual no podemos entender la seguridad como un factor exógeno de nuestra responsabilidad como adultos, es decir establecer que estamos fuera de la norma; todos de algún modo estamos en constante contacto con niños, sean de nuestra familia, hijos, sobrinos, primos e inclusive conocidos por lo tanto esto nos vuelve en parte de una cadena de seguridad y prevención.

¿Qué papel jugamos en hacer de los parques infantiles lugares seguros?

En primer lugar no ser indiferente a ninguna situación, independientemente de a quien ocurra, como lo mencionamos estamos en constante contacto con niños, por ende debemos desarrollar sensibilidad con ellos, así no sean parte de núcleo familiar o social. En un caso tal si ocurre un accidente o vemos alguna actividad sospechosa en estos espacios, es nuestro deber alertar o ayudar; debemos recordar que los niños no tienen desarrollado en su totalidad el uso de razón, tampoco pueden estar alerta de los riesgo a los cuales se exponen en los parques infantiles de Bogotá, principalmente lugares donde ellos pierden la noción de su entorno.

¿Existe una educación para el uso adecuado de espacios públicos por nuestros niños?

Si, constantemente se realizan campañas sobre el uso de espacios públicos y desde hace algunos años se implementaron en los colegios una educación en pro de la ciudad y su uso, esto incluye a nuestros niños y los lugares a los que frecuentan; sin embargo es necesario un refuerzo en el hogar, establecer la conciencia y las normas para estar en parques infantiles o espacios recreativos, esto es de suma importancia para el bienestar de ellos y de las personas con las que conviven, es un pequeño paso para una actitud más cívica y lo podemos desarrollar en nuestros niños por ende son el reflejo de nuestras ideas y comportamientos.

Para concluir, si estamos conscientes de la seguridad en los parques infantiles de Bogotá, nosotros y nuestros niños podrán disfrutar de la mejor manera estos maravillosos lugares que nos ofrecen la ciudad.

 

Vanesa Hernández Ramos