PARQUES DE OCIO INFANTIL Y PSICOMOTRICIDAD

Espacios como los parques de ocio infantil y gimnasios, el deporte y el baile, permiten adquirir cualidades como coordinación, destreza, imaginación y creatividad.

El uso de los parques de ocio infantil también desarrolla aspectos psicológicos y sociales; a partir de los dos años el niño comienza a interrelacionarse con personas de su edad y a identificar grupos, donde tiene un primer contacto con la toma de decisiones y la participación, el trabajo en equipo, el asumir roles dentro de una comunidad y la comunicación dentro de la misma, junto con el cumplimiento de normas y reglas que se forjan en estos espacios que educan con diversión.

La constante actualización e innovación que exige el entorno por diferentes factores como la globalización, competencia, tecnología, entre otros, hacen que el diseño en los parques de ocio infantil se convierta en un gran reto; proponer estructuras vanguardistas con materiales amigables con el medio ambiente y que incluyan diferentes actividades para el desarrollo de la psicomotricidad generan un valor agregado.

Ejercicio y salud

El movimiento generado por las múltiples actividades, escaleras, toboganes, columpios, pasamanos y los diferentes elementos ubicados en un parque fortalecen los tejidos, la musculatura, el tejido óseo y el sistema inmune de los niños. Esto permite que se adquieran aptitudes para realizar otro tipo de actividades que requieran de mayor destreza como la práctica de algún deporte. Según relata la revista ABC del bebé cada elemento desarrolla una habilidad especial Descubra las maravillas del parque para su hijo .

Diseño e innovación

La tecnología ha resultado ser una herramienta que permite el avance socio cultural de una sociedad, por ello es necesario que en los parques de ocio infantil el diseño de la mano de esta resulte atractivo; la inclusión de elementos llamativos en materiales y colores diferentes con personajes de moda, juegos de madera o de plástico dentro del parque como rompecabezas, figuras geométricas, escaleras, toboganes con diferentes formas, pasamanos, espacios para escalar, permiten la familiarización del niño con las diferentes texturas y sensaciones

Cercanía y comodidad

Los parques de ocio infantil resultan ser una de las mejores alternativas para que los infantes se diviertan, socialicen e interactúen con su entorno. La ubicación en espacios públicos y privados hacen asequible este producto sin generar mayores costes y si una vida útil que permite el aprovechamiento maximizado. Además de disfrutar ​un espacio amplio y abierto, de fácil acceso y económico donde pueden participar el niño y adulto.

Para potenciar el desarrollo cognoscitivo y el modelo de aprendizaje de los niños, los jardines infantiles prefieren espacios lúdicos, los cuales pueden ser diseñados de acuerdo a sus necesidades y al enfoque del PEI que tenga cada institución. En vista de que el colegio se convierte en uno de los lugares de mayor permanencia del niño y donde se forma y acentúa su personalidad esta es una herramienta clave para contribuir con el proceso de crecimiento.